Algunos consejos para guardar cuadros en trasteros

¿Eres un aficionado de la pintura y no sabes dónde guardar todas tus obras de arte? Sabrás que los museos conservan sus pinturas al óleo a temperaturas estables para que estas no sufran ningún perjuicio, pero, probablemente, no podrás igualar estas condiciones en casa. Sin embargo, sí que debes procurar conservar tus cuadros en un lugar frío, oscuro y seco, así como libre de insectos, si quieres que tus pinturas se mantengan en buenas condiciones.

Por eso, en Almacenes Mini te ofrecemos espacios donde puedes almacenar tus cuadros con todas las condiciones que necesitas y te damos algunos consejos para que estos no sufran ningún daño.

Almacenes Mini - Trasteros

¿Cómo conservar los cuadros?

Lo primero que debes hacer es observar si hay restos de polvo en tu pintura y, si es así, retirarlo cuidadosamente. Si está enmarcada, vigila que el cuadro se encuentre bien sujeto y, si no, te recomendamos que la enmarques ya que los cuadros sin marco tienen más tendencia a romperse por los bordes y a cuartearse.

Después de enmarcar la pintura, tendrás que preocuparte de acolcharla con algún material blando y resistente, como poliestireno o goma espuma, para protegerla del polvo, de los golpes y de los arañazos. Sobre todo, no utilices plástico para esta función ya que puede provocar que se condense la humedad y se dañe el cuadro.

Una vez tengas tus cuadros preparados para almacenarlos en los trasteros que te ofrecemos en Almacenes Mini, debes pensar en cómo transportarlos para que no sufran ningún daño y es que el traslado es un momento delicado en el que es posible que tus pinturas reciban algún golpe. Para ello, te recomendamos que utilices cajas de madera especialmente diseñadas para esta función pero nunca cajas de plástico que no dejen respirar a la pintura.

Y ¿cómo almacenarlos? Ten en cuenta que la mejor manera de almacenar los cuadros es de pie, recostados de manera uniforme con una capa de poliestireno entre cada dos pinturas para evitar que los cuadros de arañen entre sí. Sobre todo, ten la precaución de vigilar que ninguno de los cuadros esté recostado sobre algún objeto puntiagudo que pueda dañarlo.

Si quieres tener una precaución extra, puedes mantenerlos dentro de las cajas de madera en las que los has transportado pero puedes conservarlos también fuera, aunque siempre manteniendo el material con el que hayas acolchado antes tus pinturas para protegerlas.

Una pintura puede ser una obra de arte, la representación de un recuerdo o, en todo caso, el objeto de un esfuerzo que merece la pena preservar. Por eso, en Almacenes Mini te ofrecemos un trastero con las mejores condiciones en los que puedes almacenar tus cuadros y mantenerlos en un perfecto estado durante el tiempo que necesites.